Cannabis para perros: cómo hacer más feliz a tu mascota

Más allá del uso recreativo para humanos, el CBD también tiene cabida en el mundo animal como suplemento para combatir la ansiedad y la epilepsia

Un perro con una hoja de cannabis de CBD encima / PEXES
Un perro con una hoja de cannabis de CBD encima / PEXES

El CBD está en boca de todos. En efecto, esta hierba es un compuesto natural hallado en la flor resinosa del cannabis. Si bien hace miles de años el cannabis se concebía como medicamento, ha sido más recientemente cuando los científicos lo han empezado a utilizar por sus propiedades terapéuticas. Este tipo de marihuana se encuentra en vapeadores, aceites esenciales, bollería, cosmética, farmacia y también como suplemento para mascotas. Es más, esta última aplicación cada día cosecha más seguidores. 

“Comprando CBD para humanos descubrí el CBD para perros. Lo utilizo cuando la dejo sola, mi perra tiene un pequeño síndrome de abandono y cuando la dejo en casa le doy alguna gota y le encanta, el suyo sabe a beicon y ni siquiera lo tengo que enmascarar en la comida”, explica Hannah Cauhépé, fotógrafa afincada en Barcelona.

El CBD para animales no es un riesgo

Los perros y los gatos pueden sufrir nerviosismo o dolores a causa de varias enfermedades y el cannabis ayuda a combatirlos. “Al no tener ningún efecto narcótico o psicoactivo, no conlleva ningún riesgo para la salud”, señala Alba Gascó, veterinaria especializada en caballos. 


No obstante esta experta avisa de que “siempre es recomendable consultar previamente con el veterinario la conveniencia y la cantidad que podemos darles a nuestras mascotas”. Gascó explica que en caso de sobredosis “el animal podría dormir en exceso, algo que no interesa, ya que si le suministramos CBD es para tratar otras necesidades”. Aun así, la veterinaria considera que “se necesitan estudios clínicos, porque estas conclusiones nacen, sobre todo, de la experiencia”.

Fly, el perro de Hannah Cauhépé, con su CBD sabor a beicon / CS
Fly, el perro de Hannah Cauhépé, con su CBD sabor a beicon / CS

Calmar la ansiedad

“Nuestro aceite CBD para animales de compañía cada vez interesa más. Nos llegan muchas consultas de dueños de mascotas preocupados por su bienestar o de veterinarios que buscan información para ofrecer a sus pacientes”, comenta Borja Iribarne, fundador de ProfesorCBD, una startup que fabrica y vende CBD desde 2018. Iribarne empezó a interesarse por este recurso cuando su madre sufría de dolores musculares que “no se iban con nada”. Por ello, empezó a buscar soluciones naturales con efectos antiinflamatorios y dio con el CBD. 

Según explican desde ProfesorCBD su producto se utiliza principalmente para facilitar los viajes a los propietarios de mascotas.  “Las vacaciones suponen siempre un dilema. No sabes si llevártelo, si dejarlo a un hotel perruno o en casa de algún familiar o amigo”, inciden desde la empresa. Y es que es muy común que algunos animales no se adapten a los trayectos en coche, avión o tren. De hecho, “muchos perros se vuelven ansiosos y nerviosos cuando viajan. Se asustan por el traqueteo, la soledad o los cambios. Incluso si los dejamos a cargo de alguien de confianza, pueden experimentar episodios de ansiedad por separación”, añaden desde ProfesorCBD. 

¿El nuevo remedio de la epilepsia? 

“Tengo una perra que desde hace unos meses empezó con ataques bastante graves de epilepsia. Encontré información sobre cómo el CBD ayuda a tratar esta enfermedad y con el veterinario llegamos al acuerdo de probarlo junto con su medicación habitual”, explica Sheyla Cascos Palomero, en un foro de Amazon. 

La mayoría de veterinarios apuntan que, cuando el perro sufre de epilepsia, se debe comenzar a administrar diazepam por vía rectal mientras se está produciendo el ataque o justo después. Pero la función de este medicamento no es tratar la causa del ataque, sino evitar espasmos musculares y reducir la excitación y ansiedad en el animal para evitar que se produzcan nuevos episodios. Si el episodio continúa, el propietario de la mascota debe considerar el uso de medicación específica, como son el fenobarbital o bromuro potásico. De ahí que muchos se decanten por otro tipo de tratamientos. “Los estudios sobre el uso de CBD para perros con artritis o convulsiones generalmente han utilizado una dosis entre 2 y 8 mg/kg, dos veces al día”,  recomienda la veterinaria Gascó, para quienes decidan dar este paso. Y es que el CBD para perros y gatos puede cambiar la vida de estos animales de cuatro patas. Como insiste Xosé F. Barge, en Vice Spain, “gracias al CBD la epilepsia de mi perra Nanú ha quedado en la anécdota”.

 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase