• Home

  • Noticias

  • Servicios

  • 5 razones de peso por las que invertir en una casa sostenible tiene ahora más sentido

5 razones de peso por las que invertir en una casa sostenible tiene ahora más sentido

Las viviendas ecológicas se han puesto muy de moda, sobre todo desde la pandemia, y son varios los motivos de este auge

Una casa sostenible hecha con bambú/ FLICKR
Una casa sostenible hecha con bambú/ FLICKR

Desde que estallase la pandemia y nos tocase recluirnos en casa, los hogares se han convertido en nuestros templos. Ahora buscamos lugares que nos permitan vivir mejor a la vez que respetamos al planeta. Es por eso que las casas sostenibles se han puesto de moda y hay varias razones de peso para invertir en una vivienda de este tipo.

Según fuentes del sector, la demanda de casas sostenibles se ha incrementado un 30 % desde que llegó el Covid-19. Algunos de los motivos que explican este auge son el ahorro en el consumo energético y una mejora para el planeta. Pero, ¿qué otras ventajas proporcionan estas casas sostenibles?

Casas más saludables y cómodas

Una de las claves que tienen las casas sostenibles es que logran un mayor confort acústico y térmico que una casa tradicional. “A través del aire que introducimos para atemperar la casa conseguimos que la temperatura del hogar se establezca mínimo en 20 grados en invierno y máximo en 25 durante el verano”, explica a Consumidor Global la arquitecta especializada en el diseño Passivhaus, Vanesa Ezquerra. Este atemperamiento da como resultado una casa más saludable, gracias a la renovación constante del aire. Además, como consecuencia de esta filtración, el oxígeno que se mueve por el hogar es más puro y no se generan corrientes, porque la temperatura es estable en toda la casa.

Una casa pasiva, un tipo de vivienda sostenible /ECODOME
Una casa pasiva, un tipo de vivienda sostenible /ECODOME

Ahorro en la factura de la luz mientras cuidamos el planeta

Una de las cosas por las que se hicieron famosas las casas sostenibles es por el ahorro en la factura de la luz que pueden proporcionar. Según los expertos consultados por este medio, estos edificios tienen un consumo casi nulo. “En comparación, consumen un 60 % o, incluso, un 75 % menos que una casa tradicional. Es decir, la rebaja en la factura de la luz es, mínimo, del 50 %”, explica Ezquerra. Además, estas viviendas se preocupan de que el gasto energético global, desde el agua caliente hasta la iluminación, sean responsables. Esto hace que logren una etiqueta energética A, es decir, son edificaciones muy eficientes. Su huella de carbono es prácticamente nula y cuidan el medioambiente.

Amortizada a pocos años

Una de las principales desventajas que tienen las casas sostenibles es su precio. Hablando de viviendas unifamiliares, el precio está un 10 % por encima del de una casa tradicional. Sin embargo, este desembolso inicial se recupera en pocos años. “La clave está en gestionar bien este dinero. Aunque ese extra sea de un 10 %, lo que nos ahorramos cada mes en esta casa es un porcentaje mayor. Por eso, este sobrecoste se amortiza en 5 años”, indican las fuentes del sector consultadas por Consumidor Global. Además, a la hora de comprar este tipo de viviendas, los expertos recomiendan al usuario que mire no sólo el precio de la casa, sino lo que cuesta al mes o al año vivir en ella

Una casa sostenible hecha con balas de paja /ECODOME
Una casa sostenible hecha con balas de paja /ECODOME

Para todos los gustos y presupuestos

Como si fuese la historia de los tres cerditos, en las casas sostenibles también puedes decidir entre la paja, la madera o el ladrillo (entre otros materiales). Una de las peculiaridades de estas viviendas ecológicas es que se adaptan a los gustos de cada consumidor y, sobre todo, a sus bolsillos. “Puedes hacerte una casa con balas de paja, incluso de dos plantas, que dura más de 100 años y es mucho más barata. Cada metro cuadrado de esta casa, es decir, dos balas, cuesta 4 euros”, señalan a este medio desde Ecodome, un estudio especializado en este tipo de inmuebles. Según el interés de cada cliente y su presupuesto, se puede decidir entre un tipo u otro. “En mi caso me decanté por una casa prefabricada de madera porque económicamente era lo que me podía permitir. Además, me dejaba la opción de vivir en la finca de mi familia en mitad de la naturaleza”, cuenta a este medio Ester García.  

Ventajas de las hipotecas verdes

Esta modalidad, como los niños, también viene con un pan debajo del brazo. En este caso, en forma de hipoteca verde con mejores prestaciones. Las ventajas que ofrece son: un tipo de interés más reducido, elimina o reduce la comisión de apertura y, además, la financiación hipotecaria que realiza el banco se sitúa por encima del 80 %. Tal es el auge de las casas sostenibles que la Agencia Negociadora de Productos Bancarios estima que este tipo de hipotecas crecerán a un ritmo de doble dígito a lo largo de 2022. También hay que tener en cuenta que parte de los fondos europeos que va a recibir España, 5.800 millones de euros exactamente, irán destinados a la rehabilitación de viviendas para convertirlas en ecológicas.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.