• Home

  • Noticias

  • Servicios

  • Que no te la peguen: consigue en Wallapop el exclusivo interiorismo 'cocaine chic' a precio de saldo

Que no te la peguen: consigue en Wallapop el exclusivo interiorismo 'cocaine chic' a precio de saldo

Instagram ha puesto de moda el diseño de interiores de estilo ochentero, con muebles de toda la vida que algunas tiendas venden como si fueran artículos de lujo

Un salón al más puro estilo 'cocaine chic' / PINTEREST
Un salón al más puro estilo 'cocaine chic' / PINTEREST

The New York Times describió la cinta de Brian de Palma como el “filme más estético y provocativo que se ha hecho sobre los bajos fondos estadounidenses desde El Padrino”. Era 1983 y El precio del poder (Scarface) se convirtió en una de las películas más aclamadas de la década. Ahora, aquella estética sensual, sinuosa y estridente ha resurgido y es la nueva obsesión cultural del momento. Bautizada como cocaine chic, este estilo lo engloba todo: arte, moda y por supuesto, diseño de interiores.

“Es una estilo hippie, pero con toques disco”, afirma Kate Sennert, una escritora y consultora americana que empezó a documentar este movimiento en la cuenta de Instagram New Age Cocaine. Este perfil ahora permanece desactivado, pero otras alternativas han cogido el testigo como es el caso de Neon Talk y Cocaine Decor. De hecho, algunas marcas han aprovechado este tirón y han incorporado al catálogo de sus tiendas nociones de este estilo sugerente. Es el caso de la firma americana Urban Outfitters que, además de vender ropa y complementos, también cuenta con una línea de muebles para el hogar sacados del mismísimo Hollywood de los 80. Sin embargo, ninguno de los artículos de Urban Outfitters baja de los 150 euros. Pero ¿es posible amueblar la casa al más puro estilo El precio del poder sin tirar la casa por la ventana? 

Los elementos clave del 'cocaine chic'

Según la diseñadora freelance Neus Targa, para incorporar este estilo en el hogar se requiere de "muebles transparentes o con acabados de bambú, líneas sinuosas, superficies con espejos, lámparas de araña, colores primarios, algo con estampado geométrico, velvet o color neón”.

Y una buena opción para decorar la casa sin desembolsar una gran cantidad de dinero es la aplicación Wallapop. Por ello, en Consumidor Global hemos comparado una selección de muebles de Urban Outfitters de estilo cocaine chic con artículos de Wallapop, los suficientes como para darle un toque ochentero al salón y al dormitorio. Y el resultado es concluyente: los muebles de la firma americana superan los 2.300 euros, mientras que los de la app de segunda mano cuestan 565 euros.

El salón

Si el comedor es el centro de la casa, el sofá es el centro del comedor. Con todo, son tendencia los sofás bajos, que rozan el suelo y de texturas voluminosas como si fueran cojines.

Urban Outfitters propone el sofá Wilson Armless --a la derecha en la imagen siguiente--, que tiene un precio de 493 euros. Pero, en Wallapop --a la izquierda-- se encuentra uno muy parecido y por solo 100 euros. Además, ambos modelos pueden convertirse en una cama.

Dos sofás, el primero de Wallapop y el segundo de Urban Outfitters /WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS
Dos sofás, el primero de Wallapop y el segundo de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS

Todo salón debe tener una estantería. El estilo cocaine chic propone estanterías de formas redondeadas, "sensuales y oníricas", señala la diseñadora Targa. Y a pesar de que las maderas oscuras conquistaron los últimos años, ahora se han impuesto los muebles claros o pintadas de tonos pastel.

La primera opción --a la izquierda en la siguiente imagen-- es una vitrina de tono rosado de Wallapop, que cuesta 130 euros. La segunda, en cambio, es de color blanco hueso y pertenece a Urban Outfitters. Su precio son 660 euros. En cuanto a forma, estos dos muebles no son iguales, no obstante, las dos vitrinas tienen la misma función y una diseño similar.

Dos estanterías, la primera, de color rosa pastel es de Wallapop y la segunda de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS
Dos estanterías, la primera, de color rosa pastel es de Wallapop y la segunda de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS

Otro punto clave del salón es la mesa de centro. Los muebles de cristal templado siempre han sido elementos muy recurrentes en la decoración de interiores. No obstante, con el cocaine chic han ganado importancia y pasan de ser muebles auxiliares a ser los protagonistas del hogar.  

El vidrio aporta luz y brillo a las estancias, y combinado con el acero puede resultar "elegante y sofisticado", señala Targa. A la izquierda de la siguiente fotografía se muestra la mesa Selene de Urban Oufitters, compuesta por dos módulos y con un precio de 205 euros. En cambio, en Wallapop se puede encontrar una alternativa similar con módulos móviles que se centran o se abren a gusto del usuario y que cuesta sólo 50 euros. 

Dos mesas de centro, la primera de Urban Outfitters y la segunda de Wallapop / WALLAPOP - URBAN OUTFITTERS
Dos mesas de centro, la primera de Urban Outfitters y la segunda de Wallapop / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS

 

El dormitorio

Antes de colonizar el catálogo de la mayoría de tiendas de interiores, el bambú tuvo un papel relevante en los años cincuenta y sesenta. Sin embargo, en los noventa este material "sólo estaba presente en los muebles de exteriores", recuerda Targa. Pero, poco a poco, este elemento se ha ido consolidando y ha resurgido como la moda inevitable, sobre todo en la elaboración de espejos.

Por ello, la habitación cocaine chic "debe incorporar algún artículo de este material", afirma la diseañadora. En la imagen siguiente se muestra un espejo de bambú de Wallapop, disponible por 35 euros, mientras que el segundo es de Urban Outfitters y su precio asciende a 164 euros.

Dos espejos, el primero de Wallapop y el segundo de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS
Dos espejos, el primero de Wallapop y el segundo de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS

Finalmente, una cama es imprescidible en un dormitorio. En este ámbito triunfan las variedades elegantes y minimalistas. No hay exceso de colores, ni tampoco estampados. Más bien "predominan las sábanas lisas y sobre todo de color blanco", recalca Targa.

En Wallapop no abundan este tipo de muebles. Sin embargo, se puede econtrar una con este estilo por 250 euros, incluidas dos mesitas de noche. En Urban Outfitters --a la derecha de la imagen-- la cama cocaine chic se dispara hasta los 825 euros. 

Dos camas, la primera de Wallapop y la segunda de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS
Dos camas, la primera de Wallapop y la segunda de Urban Outfitters / WALLAPOP-URBAN OUTFITTERS
Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase