Las casas impresas en 3D ya están aquí y se fabrican en 10 horas

Empresas como la startup valenciana Be More 3D apuestan por este nuevo modelo de negocio con la construcción de varias viviendas en tiempo récord y a un precio más económico

Un proyecto de casa impresa en 3D / BE MORE 3D
Un proyecto de casa impresa en 3D / BE MORE 3D

A Elize Lutz y Harry Dekkers, dos jubilados holandeses de aspecto adorable, les entregaron las llaves de su vivienda el pasado 30 de abril. Dicen que es cálida y que allí se sienten felices. Pagan 850 euros al mes y pueden presumir de ser los primeros europeos en habitar una casa impresa en 3D. Aunque muy pronto dejarán de ser los únicos.

“Ya hay empresas, como Be More 3D en España y WASP en Italia que se han lanzado a esta aventura en coordinación con centros de investigación”, expone a Consumidor Global Aldo Sollazzo, director de la empresa tecnológica Noumena y del Máster en Robótica del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IACC).

Impresoras gigantes para hacer varias casas en pocos días

“En julio haremos 22 viviendas sociales en 22 días en España”, anuncia a este medio muy orgulloso Vicente Ramírez, CEO y cofundador de Be More 3D, una startup valenciana que ya ha fabricado cuatro casas piloto y ahora se estrenará en el mercado inmobiliario de la mano de su mejor aliada: una gigante impresora patentada que promete revolucionar el sector de la construcción.

A diferencia del brazo robótico utilizado para fabricar la casa del Proyecto Milestone (Holanda), que imprime con una boquilla muy fina y tarda 120 horas, esta empresa utiliza un innovador pórtico móvil que se desplaza en dos direcciones y “permite una mayor rapidez a la hora de imprimir la vivienda en hormigón”, apunta Ramírez.

Una casa de Be More 3D en plena impresión / BE MORE 3D
Una casa de Be More 3D en plena impresión / BE MORE 3D

Una fuerte estructura en 10 horas

Para una casa de este tipo se llevan las máquinas al terreno, que se prepara como en una construcción clásica, según apunta Sollazzo, y se fabrica la estructura en una sola pieza. 

“Es un sistema de construcción muy sencillo. Al fin y al cabo son muros de hormigón armado. Imprimir la estructura de una casa de 60 metros cuadrados lleva entre 8 y 10 horas”, explica Ramírez. De este modo, en una jornada laboral es posible levantar la casa con sus particiones interiores y al día siguiente ya se coloca la cubierta.

¿Cuánto cuesta una casa impresa?

Desde Be More 3D aseguran que, con su forma de construir, los costes se reducen entre un 25 % y un 35 %. Así, una casa de 60 metros cuadrados tiene un precio medio que ronda los 45.000 euros, en función de la calidad de los acabados.

Algunas de las viviendas sociales que imprimirá esta empresa, por ejemplo, costarán menos: unos 25.000 euros. Después, en el caso de un chalet para un particular, como el que tienen previsto hacer en Manacor (Mallorca), el precio dependerá de lo que busquen y demanden los clientes. Pero, sea como fuere, las posibilidades de este tipo de construcción son casi infinitas, hasta poder crear un edificio multiplanta por primera vez sin problemas.

El interior de una de las casas de Be More 3D / BE MORE 3D
El interior de una de las casas de Be More 3D / BE MORE 3D

¿Es sostenible esta manera de construir?

“Con la impresión 3D se reducen hasta en un 85 % los residuos”, asegura el CEO de Be More 3D. Además, al construir in situ, también se reduce el consumo de energía asociada al transporte que sí tienen las impresoras que trabajan en naves y trasladan después los módulos. 

Sin embargo, el hormigón genera mucho CO2 en su fabricación, aunque tenga una vida útil de 150 años, como enfatiza Ramírez. “El IACC de Barcelona apuesta por la impresión con materiales naturales no contaminantes que provengan de la tierra, pero eso lleva tiempo”, aclara Sollazzo. “Todo evoluciona, pero en la arquitectura sigue construyéndose como hace 100 años. Es un anacronismo. El sector se ha de modernizar y tecnificar incluyendo procesos industrializados avanzados o prefabricados. Tal vez el 3D sea uno de ellos”, sentencia el arquitecto Josep Vilardaga, socio del estudio Vimworks.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase