El Airbnb de las piscinas o cómo sacarte 1.000 euros extra al mes

Se dispara el alquiler de piscinas privadas por horas para fiestas y todo tipo de celebraciones en las grandes ciudades españolas

Una de las terrazas con piscina que se pueden alquilar en el centro de Madrid / HOLAPLACE
Una de las terrazas con piscina que se pueden alquilar en el centro de Madrid / HOLAPLACE

El termómetro marca 30 grados y luce el sol. Se pueden ver las primeras ondas de calor sobre el asfalto de la Gran Vía, que parece que se vaya a derretir de un momento a otro. “Lo que pagaría por darme un chapuzón en una piscina…”, exclama un transeúnte mientras se seca el sudor de la frente. En ese mismo instante, en el madrileño barrio de Concepción (Ciudad Lineal) un grupo de treintañeras celebra una despedida de soltera en un jardín con una fantástica piscina privada que no es suya. Son 12 y han pagado 16 euros cada una --la homenajeada nunca paga-- por medio día. Y es que alquilar una piscina a un particular es cada vez una práctica más extendida en España.

Las limitaciones de aforo en las piscinas públicas y las restricciones a la movilidad dispararon el alquiler de piscinas entre particulares en 2020. Sin embargo, esta tendencia novedosa parece haber llegado a España para quedarse. De hecho, puede suponer unos ingresos extra de hasta 1.000 euros al mes y cada vez son más los propietarios que se apuntan y ofrecen sus refrescantes espacios a usuarios que buscan un lugar privado en el que relajarse en familia o junto a los amigos.

Cómo alquilar una piscina privada

De los 1,2 millones de piscinas que hay en nuestro país, alrededor de un millón son unifamiliares. Muchas de ellas no tienen quién las disfrute y pasan la mayor parte del tiempo en desuso. “El año pasado no se pudo satisfacer toda la demanda que hubo en ciudades como Madrid, Valencia, Sevilla y Málaga. Pero este año estamos en todas las comunidades y tenemos alrededor de 400 piscinas activas --de las cuales 83 están en Madrid--. Esperamos multiplicar por diez las reservas”, expone a Consumidor Global Estefanía Leyva, directora de comunicación de Swimmy, una empresa que pone en contacto a propietarios y usuarios de piscinas y que desembarcó en España en 2019. Alquilar una piscina es tan sencillo como registrarse en su web mediante un formulario y buscar la que esté más cerca o la que mejor se adecue a las necesidades de cada uno. La empresa aplica una comisión del 20 % al huésped y del 17 % al propietario por el servicio.

“Estamos desarrollando una nueva plataforma porque la actual no soporta la cantidad de nuevos usuarios que nos llegan. Hemos crecido mucho en muy poco tiempo”, apunta Freddy Torres, cofundador de HolaPlace, otro marketplace español que empezó en Barcelona y ya ofrece terrazas y piscinas por casi toda la península. El propietario marca la disponibilidad, establece las normas y el aforo máximo, decide los horarios, se comunica con el cliente y acepta o rechaza la oferta. Tal y como sucede en Airbnb, se paga el servicio en el momento de hacer la reserva y, después, ya se le entrega la suma correspondiente al propietario. “Alquilamos un par de veces el año pasado y seguro que repetiremos”, asegura a este medio Cristina García, una usuaria de Swimmy.

Una piscina climatizada que se alquila por horas en la Sierra de Guadalajara / SWIMMY
Una piscina climatizada que se alquila por horas en la Sierra de Guadalajara / SWIMMY

¿Qué precio tiene este servicio?

El precio medio por persona y por hora para alquilar una piscina ronda los 20 euros en Swimmy, pero todo depende de la ubicación, del tamaño y de los extras que se ofrezcan. En cambio, en HolaPlace, que cuenta con 122 piscinas en alquiler repartidas por el territorio nacional, se paga un precio grupal por hora que suele situarse en los 60 euros, más una cuota de limpieza y un depósito de seguridad de 150 euros. Y el aforo medio habitual es de 15 personas.

“Un propietario que alquila piscinas de manera activa se puede sacar 1.200 euros al mes, aunque algunos llegaron a ganar 8.000 euros entre finales de mayo y septiembre”, aseguran desde Swimmy. Por lo general, con dos o tres reservas los anfitriones suelen llevarse 600 euros, apuntan desde HolaPlace, donde el 95 % de las piscinas corresponden a la primera residencia del propietario y toda la actividad está enfocada a planes diurnos. “No la usábamos mucho y decidimos que sería una buena opción debido a la situación económica. Este domingo la alquilamos para arrancar esta temporada por 15 euros por persona medio día y la verdad es que el ingreso ayuda mucho", subraya Percy North, propietario de una piscina en Madrid.

Las más buscadas

La mayoría de usuarios eligen la piscina en función de su ubicación y las que están cerca de las urbes suelen ser más caras. “Vistas, zonas de sombra y barbacoa son los requisitos más buscados”, apunta Torres de HolaPlace. Y por ciudades, Madrid es sin duda donde hay una mayor demanda de este tipo de alquileres.

“Los adultos priorizan que haya sillas, mesas y sofás”, apuntan desde Swimmy, mientras las familias buscan espacios con parque infantil y zonas de deporte para los más pequeños. Las parejas, por su parte, buscan un lugar íntimo lo más idílico posible. Todo depende del plan.

Todo tipo de extras

Jacuzzi, pista de tenis, más o menos hamacas, nevera, sombrillas, acceso a ducha, baño y vestuarios o zona chill out son sólo algunos de los infinitos extras que se pueden encontrar junto a una piscina privada. “El año pasado los principales clientes eran familias que necesitaban aire libre. Ahora ya se realizan eventos como despedidas de soltero, bautizos o cumpleaños. Suelen ser sitios perfectos para poder hacer una reunión a un precio muy asequible”, detalla Leyva.

“Nuestros clientes mayoritarios son empresas y personas mayores de 30 años en adelante que buscan privacidad para celebrar un evento”, señala por su parte Torres. En muchos casos, además, está permitido llevar catering y mesas extra si el espacio no lo ofrece y el propietario está de acuerdo.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase