Hoteles 'gay friendly' o sólo adultos: ¿puede ir cualquiera?

Algunos establecimientos usan en sus campañas publicitarias e instalaciones reclamos para atraer a un colectivo específico

Tres modelos posando en la piscina del hotel AXEL / FACEBOOK
Tres modelos posando en la piscina del hotel AXEL / FACEBOOK

Los hoteles para un público LGTBI+ no deberían de existir. Su razón de ser es una anomalía de la sociedad: un lugar donde hacer en privado lo que los heterosexuales ya hacen en público. Uno de los prejuicios más comunes al hablar de hoteles para este público es sobre lo que ocurre allí dentro, o también la falsa creencia de que a los heterosexuales no se les permite hospedarse. 

Estos hoteles no discriminan a nadie por su condición sexual, cualquiera puede ir. “Permitimos la entrada siempre y cuando el cliente sepa dónde entra y respetando lo que hay, pero no hacemos excepciones ni discriminación. Vienen muchas familias heterosexuales y se sienten muy a gusto”, detalla a este medio Alexandro Macarezcu, responsable del hotel Ritual en Sevilla, que tiene presencia también en Torremolinos (Costa del Sol) y en el Palmar (Cádiz).

Cliente tomando el sol en la piscina del hotel Ritual/ FACEBOOK
Cliente tomando el sol en la piscina del hotel Ritual / FACEBOOK

Derecho de admisión

Cualquier persona, sin importar su preferencia sexual, puede pernoctar en un hotel dirigido a un público LGTBI+. No puede haber discriminación por sexo ni en un sentido ni en otro. El artículo 14 de la Constitución española así lo especifica: “los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo o religión”. 

No obstante, otra cosa es que la publicidad vaya dirigida a un colectivo en concreto. Si se busca información en Google, por ejemplo, acerca del hotel Ritual Torremolinos, en la información detallada se lee: “Hotel ecléctico y sólo para adultos. Orientado al público gay masculino”. Y la polémica, lejos de estar en el modo en el que la cadena Ritual hace publicidad de sus negocios, se centra en  la frase “sólo para adultos”, una tendencia que no es exclusiva del entorno homosexual. Otros hoteles también se dirigen a un público exclusivo en el que no tienen cabida los menores. Y ahí es donde la ley es clara: “No te pueden prohibir la entrada por razones de edad, otra cosa son los clubs privados de cualquier tipo en los que sólo admiten socios, entonces sí pueden prohibir el acceso”, explica Gerardo Ruiz, abogado del departamento de Consumo de Legálitas.

Incidencias con algunos clientes

La publicidad que realizan, en concreto, los hoteles dirigidos a público LGTBI+ es transparente, pero no siempre efectiva y a veces algún cliente se cuela sin saber muy bien dónde se mete. Lo normal es que no haya mayor problema, pero ¿y si el cliente se queja? “Hemos tenido casos aislados y puntuales de homofobia, pero los hemos resuelto con empatía. Alguna vez, en cambio, el cliente simplemente ha decidido cambiar de hotel sin causar ningún problema o queja mayor”, explica Silvia Pérez, directora de Comunicación de AXEL Hotels.

Por lo general, estos casos no se denuncian porque el cliente suele marcharse sin armar escándalo. “Sé que ha habido clientes que han venido y cuando se han enterado de que es un hotel gay o se hace nudismo en la parte de arriba se han ido. Están en su derecho y el cliente es lo primero”, aclara Macarezcu. 

¿Sexo sin control?

Los hoteles LGTBI+ funcionan como cualquier otro alojamiento de pago. Es común encontrarse con el prejuicio de que, por estar dirigidos al colectivo homosexual, se montan grandes fiestas sexuales sin control y que todo vale, pero nada más lejos de la realidad. “Está prohibido el sexo en nuestro hotel. Aunque nosotros no somos la policía, pero no permitimos determinadas conductas en espacios comunes, como el spa”, asegura Macarezcu.

Sin embargo, algún cliente se ha saltado alguna vez las normas, como en cualquier alojamiento, pero cuando ocurre es inmediatamente reprendido e incluso se valora si debe abandonar el hospedaje. “Que se fomenta el sexo es totalmente falso pues cuidamos muchísimo este tipo de temas y los contenidos que publicamos en todas nuestras plataformas de comunicación”, explica Silvia Pérez, directora de Comunicación de la cadena de hoteles AXEL, una de las más populares en Barcelona y Madrid dirigidos al colectivo LGTBI+.

 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase