Orgasmos 'eco-friendly': la moda sostenible llega a los juguetes sexuales

Cada vez más marcas del sector de la juguetería erótica apuestan por productos respetuosos con el medioambiente para satisfacer las demandas de los consumidores

El Premium eco, uno de los juguetes sexuales sostenibles / WOMANIZER
El Premium eco, uno de los juguetes sexuales sostenibles / WOMANIZER

Porque las maneras de llegar al orgasmo son infinitas. Porque cuidar del planeta también puede ser orgásmico. Porque el placer sostenible es el futuro. Por todo ello, las marcas y los consumidores optan, cada vez más, por juguetes sexuales ecológicos libres de plásticos y de productos químicos. Y es que la forma de vivir la sexualidad ha cambiado. Y la sociedad, también.

Un succionador de clítoris biodegradable, dildos de vidrio, de madera o de cuarzo, arneses veganos, lubricantes orgánicos 100 % naturales o cockrings artesanales y de proximidad son sólo algunos de los juguetes eróticos eco-friendly que se pueden encontrar en el mercado. El sector de los juguetes sexuales se adapta así a los nuevos tiempos y a un consumidor más concienciado con el medioambiente.

Almidón de maíz

La marca Womanizer, famosa por ser la que lanzó el primer succionador de clítoris en 2014, ha creado ahora el Premium eco, el primer juguete sexual ecológico, biodegradable y reciclable con tecnología Pleasure Air --estimula el clítoris sin contacto, por sondas de aire--. Se trata de un succionador hecho de Biolene, un bioplástico formado en un 70 % de materiales naturales entre los que destaca el almidón de maíz, que saldrá a la venta el 22 de abril por 189 euros.

“Nuestro punto de partida fue encontrar materiales alternativos y ecológicos para reemplazar los plásticos que no son biodegradables”, explican a este medio desde Womanizer. El Premium eco cuenta con doce niveles de intensidad, una autonomía de 240 minutos, una vida útil de alrededor de cinco años y la promesa de la empresa de plantar un árbol por cada producto que vendan. “Queremos demostrar que los juguetes sexuales sostenibles tienen demanda y son el futuro”, sentencian.

Una joven con un estimulador de clítoris de la marca Lelo / LELO
Los juguetes sexuales de la marca Lelo tienen una larga durabilidad / LELO

Otros juguetes sostenibles 

El Premium eco no es el único producto de este tipo. En el mercado online ya se pueden encontrar vibradores biodegradables y reciclables como el Gaia eco, un producto compuesto de Biofeel --un bioplástico a base de almidón--. “Hemos notado un aumento en la demanda de juguetes eróticos sostenibles, que ya representan un 10% de nuestras ventas”, apunta Marta Molas, coordinadora de comunicación de Amantis, la cadena de tiendas eróticas que permite reciclar viejos juguetes.

“Se venden más dildos de cuarzo, de madera o de vidrio que antes. Los arneses veganos, por ejemplo, están muy extendidos. En nuestras tiendas queda muy poco arnés de cuero. Se ha producido un cambio”, añade Molas. En esta misma línea, la empresa valenciana BS Atelier, que confecciona todos sus juguetes eróticos de manera manual, también está probando un arnés de piel vegana. Sus productos, de kilómetro cero, se pueden comprar en la madrileña tienda Los placeres de Lola. Además, otra manera de ser sostenible es hacer productos con una larga durabilidad. “La vida útil de nuestros productos es de por lo menos 10 años. Utilizamos baterías recargables y tecnología punta para garantizar una mayor durabilidad”, explica Adriana Diippolito, directora de comunicación de Lelo España, una marca sueca de juguetes sexuales.

La gama de lubricantes veganos de la marca Desliz de Amantis / AMANTIS
La gama de lubricantes veganos de la marca Desliz de Amantis / AMANTIS

Lubricantes ecológicos y veganos

Los lubricantes ecológicos se han convertido en otro hit entre los productos sexuales sostenibles más habituales en el carrito de la compra, según exponen varios expertos a Consumidor Global. “Yo explico los lubricantes que tenemos y es más fácil vender el ecológico porque se trata de un producto que es bueno para el planeta y bueno para la salud. Además, lo hacemos en Tarragona”, comenta Molas. La marca Desliz de Amantis fabrica lubricantes ecológicos, orgánicos y veganos de mandarina, fresa y otros sabores. Todos ellos cuentan con el certificado ecológico BioVidaSana.

“El lubricante orgánico es un producto novedoso que se vende bastante”, explica el dependiente de la tienda de Barcelona La Sexshop en casa. Además, en contra de lo que se pueda pensar, la diferencia de precio entre los lubricantes 100 % naturales y los que contienen productos químicos es mínima, por lo que ser sostenible tampoco sale caro.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase