Amazon vende el polémico cerdito que vigila la nevera retirado en Toys R Us

El Piggy Diet es un muñeco que ha recibido multitud de críticas por estar destinado a un público infantil en algunas cadenas

El cerdo de la marca inglesa Out The Blue que se vende en Amazon y antes en Toys R Us / Consumidor Global
El cerdo de la marca inglesa Out The Blue que se vende en Amazon y antes en Toys R Us / Consumidor Global

Una foto de Brad Pitt en la puerta de la nevera para empezar una dieta. Abrir el frigorífico y ver al actor con el torso al descubierto y un gorro de vaquero es el truco que han usado algunas mujeres en su intento de perder peso. Era el Pitt de Thelma y Louise. Con la mirada de seductor y con un secador de pelo en la mano, esta fotografía de Pitt se encargaba de frenar cualquier impulso o capricho que la mujer tuviera –o eso defendía ella–. Y ese es el cometido, también, del Piggy Diet, el polémico cerdito que vigila la nevera y que todavía se vende en Amazon. 

La marca inglesa Out The Blue ha lanzado un muñeco en forma de cerdo que gruñe cuando el usuario cae en la tentación de comer y abrir de nuevo el frigorífico. Cuesta 4,99 euros y se vendía, hasta hace bien poco, en Toys R Us, de donde ya ha sido retirado por ir dirigido a un público infantil. ¿Retirará también Amazon este cerdito  gruñón? 

Así es el producto de Out The Blue que se vende en Amazon / AMAZON
Así es el producto de Out The Blue que se vende en Amazon / AMAZON

Toys R Us rectifica

La voz de alarma la creó Madreesfera, un portal de ideas para la crianza. Después, varios nutricionistas, como Julio Basulto y Miguel Ángel Lurueña, pidieron la retirada del producto. “Se  anunciaba con el fin de que niños de 8 a 11 años cumplieran su dieta. Los niños no tienen que hacer dieta”, explica a Consumidor Global, Mónica De la Fuente, directora de Madre Esfera. 

Tras el revuelo ocasionado, la compañía Toys R Us pidió disculpas y anunció que se había equivocado con el etiquetando el producto que, en realidad, se dirigía a adultos. Asimismo, la  empresa decidía eliminar el producto de su catálogo. “Este producto ya no se encuentra disponible, no se puede adquirir por la página web y tampoco está en nuestras tiendas”, confirman desde Toys R Us a este medio. 

El comunicado de Toys R Us / TWITTER TOYS R US
El comunicado de Toys R Us / TWITTER TOYS R US

Un producto de Hogar y cocina para Amazon

En Amazon existen dos cerdos controladores de neveras. El mismo que se vendía en Toy R Us y otro de la compañía Diet Piggy que asciende a 20,99 euros. Fuentes de Amazon señalan que, a diferencia de la cadena de juguetes, sus cerdos, están en la sección Hogar y Cocina como les corresponde y, que, por tanto, no representa ningún problema para la salud de la población infantil. 

Por ello, el gigante de la distribución no pretende retirar sus dos cerditos, ya que “se tratan de los típicos regalos que alguien hace medio en broma”, consideran. De hecho, uno de los cerdos se describe en el portal como “un presente de lo más original”. En este sentido, De la Fuente asegura que lo de Amazon “es un caso aparte, su catálogo no entiende de límites, pero al menos no está en la categoría de juguetes y no está indicado para niños”. 

Lo culpa que crea el cerdito que vigila la nevera  

“Es una patada a la salud pública. Un niño aunque tuviera obesidad no debería hacer dieta”, subraya el nutricionista Julio Basulto. “Me parece aberrante que un juguete delegue una supuesta falta de voluntad para controlar un supuesto sobrepeso”, añade. Según este especialista, se trata de una enfermedad multifactorial y que, por desgracia “la mayoría de factores que inciden están fuera del control de una persona, y ni te cuento de la de un niño”, sostiene. 

“Tenemos que huir del concepto de dieta, tanto en los niños, como en la sociedad en general. La alimentación sana se enseña, no se impone", considera De la Fuente. Miguel Lurueña, por su parte, señala que es vital mantener una relación sana con la comida y más en esas edades tempranas, ya que “es casi tan importante como alimentarse bien”. Como inciden los expertos, con estos juguetes se fomenta la cultura de la culpa, el principal aliciente para “fomentar posibles trastornos alimentarios”.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase