Hacer cardio en ayunas: ¿conlleva más riesgos o beneficios?

Los expertos dan a conocer los pros y los contras de esta forma de hacer deporte que cada vez está más extendida

Una mujer hace ejercicio en ayunas a primera hora de la mañana / FREEPIK
Una mujer hace ejercicio en ayunas a primera hora de la mañana / FREEPIK

Las comidas que nunca acaban, los aperitivos y las visitas al chiringuito forman parte de la estación pasada. En esta época del año los gimnasios viven su época dorada. Colas kilométricas para apuntarse y clases abarrotadas son la tónica habitual. Una situación que se repite cada mes de septiembre y en enero. Y cada vez son más los que se suman a la moda de hacer deporte antes de desayunar, o lo que es lo mismo, entrenar en ayunas.

Esta práctica tiene muchos seguidores y otros tantos detractores, pero ¿qué comporta en realidad esta forma de ejercitarse? ¿Ofrece algún tipo de beneficio? ¿Pone en peligro la salud? Los expertos de las clínicas Dorsia explican los pros y los contras de esta tendencia.

Así reacciona el cuerpo al ejercicio aeróbico en ayunas

Al despertarse, los niveles de glucógeno e insulina son muy bajos en el organismo porque el cuerpo lleva muchas horas sin ingerir alimentos. Así pues, al empezar a hacer un ejercicio aeróbico (cardio) el organismo recurrirá a la energía almacenada en forma de grasa.

Este marco podría parecer idílico, pero también se debe tener en cuenta que, pasado un tiempo, el cuerpo comenzará a recurrir al músculo para obtener energía en un proceso denominado catabolismo muscular. Por este motivo, el cardio en ayunas siempre debe tener una intensidad adecuada y un periodo de tiempo concreto para no forzar a que el organismo recurra al músculo.

Ejercicio anaeróbico

Una situación muy distinta sucede con el ejercicio anaeróbico. Este tipo de práctica utiliza como fuente de energía el glucógeno, al contrario que el ejercicio de cardio. Por esta razón, si se realiza a primera hora de la mañana, después de haber estado ocho horas sin ingerir alimento, no obtendremos ningún beneficio en la pérdida de grasa, pues no acabará con ella.

Aun así, es bueno combinar a lo largo del día estos dos tipos de ejercicio para obtener los resultados deseados. 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase