• Home

  • Noticias

  • Derechos

  • Adiós a los contestadores automáticos y al abuso de precio en atención al cliente

Adiós a los contestadores automáticos y al abuso de precio en atención al cliente

La CNMC ve con buenos ojos el anteproyecto de ley de servicios de atención a los consumidores que presentó el Gobierno

Un consumidor frustrado / PEXELS
Un consumidor frustrado / PEXELS

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha publicado un informe, emitido a petición del Ministerio de Consumo, donde da luz verde al anteproyecto de ley de servicios de atención a los consumidores que presentó el Gobierno. El objetivo de dicho anteproyecto es mejorar la regulación actual y reducir así el número de quejas y reclamaciones.

Como señalan desde la CNMC, la tramitación adapta la norma a la legislación de la Unión Europea. Desde este organismo especifican que “una parte muy relevante de la calidad del producto o servicio está relacionada con la atención que recibe el cliente”. Asimismo, valoran positivamente la prohibición de los contestadores automáticos como medio exclusivo de atención al cliente.

Los servicios de telecomunicaciones pasan a ser de interés general

Además, recomiendan que estas obligaciones se extiendan a todos los operadores presentes en esos mercados, sean públicos o privados.

Una mujer habla con atención al cliente / PEXELS
Una mujer intenta ponerse en contacto con de atención al cliente tras varias llamadas / PEXELS

También aplauden que los servicios de telecomunicaciones pasen a ser considerados servicios básicos de interés general, “la obligación de la empresa de mantener una comunicación personalizada cuando el consumidor realice una consulta” y la obligación de garantizar el acceso de los consumidores vulnerables a este tipo de servicios.

Limitación para cobrar precios excesivos en atención al cliente

El informe también recomienda justificar la aplicación de la nueva normativa en los sectores de servicios básicos de interés general. Para la atención telefónica, sugieren “establecer alguna limitación para evitar que se cobre, por llamadas de atención al cliente que provienen de números 118AB, un importe superior al precio máximo previsto para este tipo de servicios”.

Por otra parte, la CNMC cree que es mejor no exigir que las empresas auditoras estén acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación, puesto que el servicio de atención al cliente está liberalizado.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.