Cómo han evolucionado los derechos del consumidor en 50 años

La pandemia ha cambiado los hábitos de compra y ha fomentado una mayor conciencia con el medioambiente y exigencia en la calidad de los productos

Una consumidora hace la compra / FREEPIK
Una consumidora hace la compra / FREEPIK

El 15 de marzo es el Día Internacional de los Derechos del Consumidor. Esta fecha se celebra desde 1962, cuando el presidente John F. Kennedy en uno de sus discursos remarcó la importancia de proteger al consumidor en sus compras y transacciones.

A pesar de la iniciativa del presidente americano, la ONU tardó varios años en reconocer estos derechos. En 1975 se creó un programa preliminar que sentó las bases y 10 años más tarde, en 1985, se aprobaron las leyes para la protección de los consumidores.

Los derechos del consumidor

Pero ¿cuáles son nuestros derechos? Las directrices de la ONU del 1985 son las que seguimos en la actualidad, aunque en el 1999 fueron actualizadas para reflejar las preocupaciones medioambientales. Y se podrían resumir en estos puntos:

  • Derecho al acceso de bienes y servicios básicos y esenciales
  • Derecho a la protección contra procesos peligrosos y venta de productos
  • Recibir información correcta y veraz en contra de la publicidad engañosa
  • Derecho a poder escoger entre productos competitivos
  • Derecho a un ambiente saludable
  • Derecho a ser educado para elegir de manera segura productos de bienes y servicios
  • Derecho a ser escuchado y estar representado en las políticas del gobierno respecto al desarrollo de productos y servicios

Nuevos hábitos por la pandemia

El consumidor ha evolucionado con los años y de la misma manera que en la década de los 90 se añadieron algunas normas, ahora se demandan otras. Por eso, la Agenda 2030 intentará durante estos años lograr una gestión ecológica de los recursos, con un consumo y una producción más responsable.

Asimismo, y según la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), el consumidor de la pandemia es más consciente y exigente, quiere productos de proximidad, es principalmente urbano, pero con un marcado apego al mundo rural. Además, el nuevo consumidor en su compra utiliza tanto el canal online como el físico, está comprometido socialmente y es un defensor de los derechos medioambientales.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase