¿Es saludable tomar aguacate en el desayuno?

El consumo de este fruto se ha disparado tras la popularización de algunas recetas, pero ¿es realmente bueno?

Una caja llena de aguacate / MERCADONA
Una caja llena de aguacate / MERCADONA

A pesar de que se ha popularizado el consumo del aguacate, muchas veces se ha puesto en duda cómo de saludable es. Parte de esto es debido a que es uno de los vegetales que más grasa tiene y, por consiguiente, hay detractores que aseguran que no puede ocupar lugar en una dieta sana y equilibrada. 

Hay que tener en cuenta que parte de nuestra salud se basa no en cómo nos encontramos nosotros mismos, sino los microorganismos que habitan en nuestro intestino (sobre todo en el grueso). Este conjunto de bacterias, denominado microbiota o, más coloquialmente, flora intestinal, lleva a cabo funciones esenciales para nuestro organismo (como romper la bilirrubina, que en su estado puro volvemos a absorber) sin las cuales no podríamos vivir.

Impacto en la salud

Los aguacates contienen una gran cantidad de fibra alimentaria (nada más y nada menos que 14 gramos, lo que supone entre un 60 % y un 75 % de la cantidad diaria recomendada). La fibra alimentaria, aunque para nosotros es inútil (desde un punto de vista nutricional, nuestro intestino la necesita sí o sí) dado que no la absorbemos, es el principal alimento de las bacterias buenas que habitan en nuestro tracto intestinal.

Varios aguacates cuelgan del árbol / PIXABAY
Varios aguacates cuelgan del árbol / PIXABAY

Por un lado, algunos estudios probaron que las personas que consumían entre 140 y 175 gramos de aguacate al día durante 12 semanas tenían una menor cantidad de ácidos de la bilis en las heces y, además, presentaban una mayor diversidad bacteriana (lo que se ha vinculado a una mejor salud). Por otro, aquellas personas que consumían estas cantidades considerables tenían una mayor proporción de las bacterias Faecalibacterium, Lachnospira y Alistipes, que en muchos trabajos científicos se ha demostrado que disminuyen el riesgo de presentar de las enfermedades inflamatorias intestinales, como el intestino irritable, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Aguacate y enfermedades cardiovasculares

Estos frutos están absolutamente llenos de grasa (30 g) y eso puede ser malo. O bueno. A nadie se le ocurriría decir que el aceite de oliva virgen extra es malo para el corazón, a pesar de ser, básicamente, grasa pura. Nadie dice tal cosa debido a que los ácidos grasos que componen nuestro oro líquido tienen propiedades cardioprotectoras. Dicho en plata: es buenísimo para nuestro corazón. ¿Es posible que este también sea el caso del aguacate?

Dejando por un momento de lado la grasa, casi todos los micronutrientes que contiene el aguacate son buenos y necesarios para nuestro sistema cardiovascular. Por otro lado, diversos estudios científicos han probado que los ácidos grasos omega-3 que contienen los aguacates ayudan a aumentar la proporción en nuestra sangre de colesterol HDL (el bueno) y a reducir el LDL (el malo), que está asociado a la aparición de los ateromas y a la ateroesclerosis en general. 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.