• Home

  • Noticias

  • Servicios

  • Este popular medicamento para la hipertensión pasará a costar la mitad a los consumidores

Este popular medicamento para la hipertensión pasará a costar la mitad a los consumidores

Sanidad rebajará el precio de la furosemida, un diurético indicado para la hipertensión y la insuficiencia cardíaca, tras la oferta presentada por la empresa UXA farma

Una farmacia que vende medicamentos / FLICKR
Una farmacia que vende medicamentos / FLICKR

La furosemida, uno de los medicamentos más populares para la hipertensión y la insuficiencia cardíaca, pasará a costar la mitad en las farmacias españolas, tras la propuesta al Ministerio de Sanidad, por parte de la empresa UXA farma que ha propinado en el último mes una de las mayores sacudidas en el estable mercado de los fármacos genéricos.

De esta manera, los consumidores pagarán un 53 % menos por este medicamento. Según ha avanzado El País, la caja de 30 pastillas ahora valdrá 1,06 euros. Antes costaba 2,25 euros, de los que el enfermo paga el 10 %, según el sistema de copago para tratamientos crónicos fijado por el Ministerio que dirige Carolina Darias.

El nuevo precio de la furosemida tampoco lo notarán tanto los usuarios

Cabe destacar que este cambio no supondrá un elevado ahorro en los pacientes, ya que pasarán de pagar 22 a 11 céntimos. Eso sí, las ventas de furosemida permitirán a la sanidad pública ahorrar unos 15 millones de euros al año sólo con este medicamento.

Una farmacéutica elige un medicamento de una estantería / FREEPIK
Una farmacéutica elige un medicamento de una estantería / FREEPIK

Sin embargo, ninguna otra farmacéutica que comercializa furosemida se ha sumado, de momento, a la nueva bajada de precio de UXA farma, aunque se prevé que en los próximos meses rebajen también el precio de este nuevo medicamento si quieren ser competitivas en este mercado. 

Las empresas que no se sumen al nuevo precio perderán ventas

Y es que, aquellas empresas que decidan no unirse a la rebaja del precio de este medicamento, podrían quedar fuera de la financiación pública y, por lo tanto, perder gran parte de sus ventas.

No obstante, el problema de este sistema es que se usa muy poco. Las empresas apenas pujan a la baja y los precios permanecen inalterados durante años, ya que, si una de ellas baja el precio, las demás también tienen que hacerlo, por lo que pueden acabar perdiendo todas.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.