• Home

  • Noticias

  • Servicios

  • El destierro de la leche de vaca: las bebidas vegetales noquean al sector lácteo

El destierro de la leche de vaca: las bebidas vegetales noquean al sector lácteo

El consumo de leche desciende desde hace años frente al auge de sus alternativas veganas, que han ganado la batalla del relato de la alimentación saludable

Un grupo de vacas de la industria láctea / PIXABAY
Un grupo de vacas de la industria láctea / PIXABAY

Soja, avena, almendra, avellanas, arroz, coco y muchas más. Todos estos frutos ya tienen su propia leche comercializada en cualquier supermercado. Y no es de extrañar, a los españoles les encantan las bebidas vegetales. En 2020, se vendieron 246 millones de litros por un valor cercano a los 318 millones de euros, según un estudio del proyecto europeo Smart Protein. Mientras el consumo de estos productos sigue en constante crecimiento, la leche de vaca de toda la vida no se encuentra en su mejor momento. En apenas dos décadas, las familias españolas han dejado de beber 830 millones de litros anuales (de 4.025 a 3.195): una caída de más del 20% entre el inicio de siglo y 2020. 

Estas son las condiciones en las que se encuentra la industria láctea española, un sector que en 2019 contaba con 1.726 empresas que generaban 60.000 puestos de trabajo. La nueva competencia sólo agrava una situación ya de por sí complicada, como es la de los precios del litro de leche, que también han caído en picado en la última década. Dos frentes abiertos que ponen a prueba la resistencia de un sector herido de gravedad por dos crisis consecutivas en apenas dos décadas. 

Ganaderos contra la soja 

En junio de 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ratificó una de las demandas que los ganaderos y trabajadores del sector lácteo defendían desde hacía años: las bebidas vegetales no podían definirse como leche, ya que esta era exclusiva de los productos animales. “Ha costado mucho conseguir que les dejaran de llamar leche y de que nos separaran en los supermercados. Era una competencia desleal que confundía a los consumidores”, señala Román Santalla, secretario de Ganadería de la Unión de Productores Agrarios (UPA). 

Los ganaderos admiten un cambio en el hábito de los consumidores. A pesar de que España sigue siendo uno de los mayores consumidores de leche en Europa, cada español bebe 10 litros anuales menos que hace diez años. Santalla achaca el crecimiento de las bebidas vegetales a un marketing poderoso e interesado con el que las grandes marcas se olvidan de la cadena de valor de un producto como la leche y sus propiedades como alimento. “No se preocupan ni por los trabajadores ni por la salud, sólo por el negocio”, confiesa. Muestra confianza en el futuro de la industria aunque también lo define como incierto.  

Guerra nutricional 

Una de las batallas que más ha hecho perder a la leche ante la opinión pública ha sido la de la salud. No son pocos los estudios que han resaltado que un exceso de productos lácteos pueden ser poco saludables, y se han desmitificado algunos aspectos que acompañaban a estos alimentos, como ser un elemento indispensable para obtener calcio en la dieta. “El consumo de lácteos se asocia a un menor riesgo de aparición de enfermedades como la hipertensión y las cardiovasculares en general. Además, los lácteos son la principal fuente de ingesta de calcio de los europeos”, asegura Luis Calabozo, director de la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil). 

Esta patronal láctea considera que las bebidas vegetales no tienen por qué ser un rival al que enfrentarse, sino un complemento. En todo caso, Calabozo no cree que puedan llegar a ser sustitutos. “Cuando compramos guiados por una etiqueta como leche, yogur o queso, hay toda una elección dietética detrás insustituible, en forma de un aporte de proteínas de alto valor biológico y ácidos grasos esenciales”, subraya. Y destaca que esta industria es un sector clave y estratégico para muchas regiones de España que no se debe abandonar por ninguna moda ni tendencia. 

Esperanza en el futuro  

2020 fue un año de inflexión para la leche en España. Al igual que ocurrió con el consumo de carne, el confinamiento provocado por el Covid-19 produjo un cambio en la tendencia negativa que el sector arrastraba desde hace más de una década. Esto ha devuelto la esperanza a la industria, aunque no se puede descartar que fuera un cambio circunstancial dadas las condiciones únicas de ese año. Nuria María Arribas, directora gerente de la Organización Interprofesional Láctea, se muestra confiada por el incremento del 6,7% en el volumen de compra de leche, aunque admite que deben ser precavidos.  

Respecto a la guerra con las bebidas vegetales, Arribas es más contundente. “Algunos lobbies se encargan de divulgar bulos en redes sociales e internet para desprestigiar a los productos lácteos. Muchas de estas bebidas de diseño provienen de cultivos intensivos que no benefician al planeta, por lo que no son alimentos ecofriendly como suelen mostrar en sus comunicaciones publicitarias”, reflexiona la experta. En todo caso, espera que la evidencia científica ayude a informar mejor a los consumidores para que recuperen la confianza en la leche.

Las bebidas vegetales apelan a la salud y el medio ambiente

Por su parte, las productoras y distribuidoras de bebidas vegetales insisten en resaltar los beneficios nutritivos y medioambientales de sus productos, un ámbito en el que han ganado la batalla del relato mediático. “Un 50% de los hogares en España ya han incorporado de forma regular alternativas a los lácteos. La sostenibilidad es una razón que gana cada vez más peso en las razones para utilizar estas bebidas”, señalan desde Nestlé, multinacional propietaria de marcas como La Lechera.

El gigante francés asegura que la diversidad dietética, la búsqueda de nutrientes y las alergias alimentarias abren la puerta a este tipo de preparados. Nestlé admite la tendencia a consumir más alternativas vegetales, y la justifican como un acto en defensa del planeta. La batalla entre la leche y las bebidas vegetales no ha hecho más que comenzar.

 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase