¿Adiós a los puestos en la calle? Llegan las castañas a Mercadona

El supermercado ha comprado 1.000 toneladas de este fruto seco que se venderá en mallas de un kilo y medio kilo, hasta el próximo diciembre

Un bol con castañas, un fruto seco que se podrá comprar en Mercadona / FREEPIK
Un bol con castañas, un fruto seco que se podrá comprar en Mercadona / FREEPIK

El mundo healthy ha puesto de moda las castañas. Este alimento tan otoñal que llegó a la península ibérica con la romanización, es sinónimo de otoño y puestos de calle, ya que siempre se ha vendido en los tradicionales quioscos de las ciudades con sus míticos cucuruchos. No obstante, ahora también se podrán comprar en Mercadona

Así lo ha confirmado la cadena de distribución valenciana que ha comprado más de 1.000 toneladas de este fruto seco que se venderá en sus lineales hasta diciembre. Según informa la empresa, los proveedores serán nacionales y se reparten de norte a sur de la Península: los campos de Ourense, Lugo, Pontevedra, León, Cáceres y Zamora. Se trata de Miguel Arean e Hijos (Chantada, Lugo), Campos y Tierra del Jerte (Malpartida de Plasencia, Cáceres) y Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte (Valdastillas, Cáceres).

¿Qué beneficios presenta?

Nutricionalmente, por cada 100 gramos de castañas, 40 gramos son agua, 40 gramos son hidratos de carbono, 5 gramos son grasas y 4 gramos son proteínas. También tienen un alto contenido en fibra: 7 gramos. Por lo tanto, se trata de un alimento con un contenido en grasas muy reducido, lo que le convierte en perfecto para quienes sigan una alimentación que restrinja su ingesta. Y en cuanto a los hidratos de carbono, la cantidad de azúcares naturales es mínima. Dentro de los distintos tipos de frutos secos que existen, es uno de los más ligeros, y además, cuenta con la ventaja de que es rico en fibra, por lo que contribuye a evitar problemas de estreñimiento.

Además, según la FEN, estos frutos secos contienen una buena proporción de minerales como el fósforo y el potasiograsas cardiosaludables -aunque en proporción menor a las nueces o almendras- y un contenido importante de vitaminas B1 y B6. De hecho, su perfil nutricional recuerda más al de un cereal, por lo que las castañas han llegado a ser definidas como "falsos frutos secos". También, como estos, se pueden comer crudas, pero no antes de dejarlas reposar de una semana a 10 días que la concentración de taninos -nocivos para el intestino- disminuya.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.