Huesos, insectos y gusanos: los aditivos alimentarios que comen los veganos sin saberlo

La codificación de estos componentes oculta su origen, aunque están en la mayoría de productos que se venden en los supermercados

Grupo de cochinillas criadas en Canarias para fabricar aditivos / EP
Grupo de cochinillas criadas en Canarias para fabricar aditivos / EP

Una manzana roja y brillante en un supermercado. Un alimento sencillo y saludable que, sin saberlo, puede estar cubierto de goma shellac, una sustancia extraída de las deposiciones de un gusano del sudeste asiático. O bien una colorida gelatina, un ingrediente clásico en muchas recetas originario del cartílago y huesos desechados de diferentes animales.

Los aditivos alimentarios ayudan a controlar aspectos o caracter√≠sticas de cada producto, como su aroma,¬†conservaci√≥n y textura. En ning√ļn caso son perjudiciales por s√≠ solos, ya que est√°n regulados para ser introducidos en peque√Īas cantidades despu√©s de haber sido testados por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Ahora bien, conocer el origen de muchos de ellos podr√≠a causar rechazo entre los consumidores, en especial, los veganos, que abogan por una alimentaci√≥n alejada de los productos animales.

Evitar los alimentos procesados

La gran mayor√≠a de aditivos provienen de s√≠ntesis en laboratorios, con un origen inorg√°nico o vegetal, pero otros tantos son derivados de insectos y animales. Sin ir m√°s lejos, el colorante E-120, conocido como ‚Äúcarm√≠n‚ÄĚ, es utilizado para aportar un tono rojizo a salsas, mermeladas y cosm√©ticos. En realidad, no es m√°s que el cuerpo cocido y triturado de un insecto mexicano, la cochinilla del nopal. ‚ÄúAquellos que siguen una dieta vegana deben saber comprar mejor, poder gastar m√°s dinero y cocinar mucho m√°s, es decir, dedicar un mayor tiempo a seleccionar qu√© se compra y un mayor esfuerzo para informarse y adquirir productos naturales‚ÄĚ, explica la nutricionista Sonia Gonz√°lez, propietaria de cl√≠nicas en Tarragona y Reus.

A pesar de la enorme presencia que tienen estos compuestos¬†en los alimentos para garantizar sus condiciones √≥ptimas de consumo, siempre existe la opci√≥n de alejarse de ellos con alternativas ecol√≥gicas. ‚ÄúHay que comer comida de verdad, evitando los productos procesados, los cuales son los que m√°s aditivos llevan con diferencia. Hay hamburguesas veganas que por muy veggie que sean siguen siendo comida ultraprocesada, as√≠ que en cuanto a la salud, no se diferencia mucho de otro alimento lleno de conservantes‚ÄĚ, matiza la dietista.

Filetes de carne procesados con aditivos / EP
Filetes de carne procesados con aditivos / EP

Etiquetas veganas

En este √°mbito destaca la etiqueta V-label, una iniciativa de la European Vegetarian Union (EVU) y la Uni√≥n Vegetariana Espa√Īola (UVE).¬† ‚ÄúAnte la duda, una persona vegana deber√≠a confiar s√≥lo en las compras con el sello V-label que asegura que ning√ļn ingrediente es de origen c√°rnico o l√°cteo‚ÄĚ, explica la nutricionista especializada en veganismo, Patricia Ortega desde su consulta en Barcelona.

‚ÄúEn el plano moral, cada persona debe poner sus l√≠mites de consumo seg√ļn su informaci√≥n y posibilidades. Ahora bien, si lo que se busca es alejarse de los aditivos, una dieta¬†puede ser¬†viable s√≥lo con fruta, verdura, frutos secos, legumbres y cereales integrales, ingredientes que no tienen porqu√© llevar ning√ļn qu√≠mico a√Īadido‚ÄĚ, se√Īala¬†la experta.

Tendencia a evitar los ingredientes de origen animal

A pesar de esta preocupaci√≥n por los qu√≠micos a√Īadidos a los alimentos y su procedencia, durante los √ļltimos a√Īos la Uni√≥n Europea ha eliminado varios componentes de provenientes de animales. ‚ÄúDe forma generalizada se trabaja con materiales vegetales para sintetizar los aditivos que usamos en la comida‚ÄĚ, razona Mar√≠a del Mar S√°nchez, responsable de I+D en EPSA, empresa valenciana que fabrica y distribuye aditivos para toda Espa√Īa.

Algunos se han eliminado por su efecto a largo plazo y otros para aplicar procesos m√°s econ√≥micos, pero en ning√ļn caso ha sido por su consideraci√≥n de aditivos de procedencia animal. ‚ÄúSe ha constatado que vegetales como el coco, la palma y, sobre todo, el ma√≠z, eran m√°s efectivos que muchas grasas¬†animales. En cualquier caso, no creo que tenga mucho sentido criticar aditivos por su origen, ya que se ha comprobado que son saludables vengan de donde vengan y m√°s necesarios que nunca, en un momento en el que el consumo de la gente tiende hac√≠a la comida preparada‚ÄĚ, subraya S√°nchez.

Los aditivos actuales

Algunos de los aditivos de procedencia animal que contin√ļan en el mercado se encuentran sobre todo en las ceras y gomas. M√°s all√° de la goma¬†de shellac, tambi√©n se encuentra la t√≠pica cera de abeja que envuelve algunas frutas y verduras. Este aditivo, conocido como E-901 se extrae de las paredes de los paneles.¬†Otro compuesto para tener en cuenta es la lisozoma, E-1105, una enzima que elimina bacterias de los alimentos. √Čsta proviene de la clara de huevo, aunque en Espa√Īa s√≥lo se permite en quesos y en vinos.¬†

Sin duda, uno de los componentes con más prejuicios se trata de la gelatina. Si bien ya no es considerado como un aditivo sino un ingrediente, el uso de desechos óseos de animales fundidos con ácido clorhídrico la ha puesto en el punto de mira de los colectivos animalistas, en especial desde que se sabe que ya no sólo puede ser un ingrediente, sino que forma parte del proceso de fabricación de bebidas alcohólicas, por lo que ni siquiera aparece en la etiqueta.  

Cuestión de ética

Ahora bien, para esta reducci√≥n en el uso de estos aditivos¬†tambi√©n existen respuestas alternativas. ‚ÄúCreo que esto tiene m√°s que ver con no perder a clientes potenciales como jud√≠os y musulmanes, que solo pueden consumir productos animales que sean kosher o halal respectivamente‚ÄĚ, se√Īala Francisco V√°zquez, fundador y presidente de la ONG Anima Naturalis Internacional, plataforma de difusi√≥n del veganismo.

El activista considera que los veganos no deben poner el acento en evitar a toda costa los productos que contengan aditivos o emulgentes de origen animal. ‚ÄúCreo que como vegano no se debe caer en la trampa de pensar en la dieta como una rutina de ‚Äėpureza‚Äô, sino como una forma de evitar el sufrimiento de los animales. La lucha debe estar en contra de las grandes industrias l√°cteas y c√°rnicas, no tanto en alimentarse s√≥lo a trav√©s productos con el sello vegano. No es que no me importe comer estos aditivos, de hecho los evito, pero tengo claro d√≥nde quiero poner el foco‚ÄĚ, concluye.¬†

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.