Cómo exprimir una naranja para que el zumo contenga todos los beneficios de la fruta

Es necesario seguir algunas premisas para conseguir más fibra y una menor concentración de fructosa

Un zumo recién exprimido y varias naranjas / PIXABAY
Un zumo recién exprimido y varias naranjas / PIXABAY

Beberse un zumo de naranja natural nunca será tan saludable como comerse una naranja entera, pues el primero tiene mucho más azúcar --el equivalente a dos o tres naranjas-- y menos fibra, que está, en gran parte, en la pulpa y en el albedo.

Sin embargo, siguiendo un par de pasos muy sencillos a la hora de exprimir la naranja es posible aprovechar casi todos los beneficios de este cítrico rico en vitamina C y otros nutrientes.

¿Cómo se exprime una naranja?

En primer lugar, es importante no colar el zumo. De este modo se aprovecha una mayor cantidad de pulpa y la bebida no solo será agua y fructosa.

La capa blanca que está entre la piel de la naranja y los gajos recibe el nombre de albedo, y es la parte que contiene la mayor cantidad de fibra de este cítrico. Por ello, resulta clave lavar bien la naranja, pelarla con un pelador de patatas y dejar la piel blanca. Así se tritura todo el albedo, que aporta un toque un poco más amargo al zumo, pero ayuda a saciarse y aporta fibra.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase