• Home

  • Cocinar una tarde para toda la semana: los riesgos del 'batch cooking' según los expertos

Cocinar una tarde para toda la semana: los riesgos del 'batch cooking' según los expertos

Se habla mucho de los beneficios de esta práctica culinaria, pero puede resultar peligrosa si no se tienen en cuenta una serie de recomendaciones

Un ejemplos de platos siguiendo el 'batch cooking'
Un ejemplos de platos siguiendo el 'batch cooking'

Las abuelas lo han hecho toda la vida, pero ahora le han puesto un nombre inglés y se ha puesto de moda en las redes sociales y en las cocinas de media España. Puede parecer tan sencillo como planificar las comidas y cenas de la semana, dedicar una tarde a cocinarlo todo --la gente suele optar por la del domingo-- y ahorrar tiempo y dinero en menús los días laborables. Pero lo cierto es que el batch cooking, tal y como advierten dietistas y nutricionistas, puede esconder algunos riesgos para la salud.   

“La falta de planificación es una de las causas de no llevar una dieta equilibrada”, expone a Consumidor Global Ana Puga, profesora de nutrición de la Universidad CEU San Pablo, quien añade: “el batch cooking puede resultar saludable si uno se informa bien, pide consejo a un experto y adecua sus menús a una dieta mediterránea sana”. Así pues, parece imprescindible adquirir una serie de conocimientos antes de poner la cocina patas arriba y llenar el frigorífico de tuppers.

El paraíso de las bacterias

En los alimentos hay agentes biológicos como bacterias, virus y parásitos. Además, la gente no está acostumbrada a preparar y cocinar cuatro o cinco platos a la vez, que es lo que se suele hacer en el batch cooking. “Existen ciertos riesgos como, por ejemplo, que haya manipulaciones y preparaciones que no sean seguras”, apunta Ana Amengual, nutricionista y autora del libro Pon orden en tu cocina, sobre los peligros microbiológicos que conlleva mezclar diferentes tipos de alimentos.

Platos cocinados mediante la práctica del 'batch cooking' / INSTAGRAM @COCINANDOMELAVIDA
Platos cocinados mediante la práctica del 'batch cooking' / INSTAGRAM @COCINANDOMELAVIDA
 

Lo ideal es hacerlo con un especialista en seguridad alimentaria porque “es muy importante tener nociones básicas de inocuidad alimentaria, ya que la cocina es un paraíso de bacterias”, matiza Digna María Bernárdez, estudiante de último curso de dietética. Como es lógico, cortar los alimentos en diferentes tablas o lavarlas después de cada uso, limpiar las diferentes superficies de la cocina y los utensilios empleados, y cocinar cada producto a su debida temperatura de cocción u horneado son requisitos indispensables para evitar la contaminación cruzada.

Tiempos de conservación

Pero hay otros quehaceres que también se deben seguir a rajatabla para que el batch cooking sea una práctica segura. Si tenemos en cuenta que una dieta mediterránea saludable debe incluir cinco porciones diarias de frutas y verduras --dos de verdura y tres piezas de fruta--, legumbres y carnes magras entre dos y tres días por semana, y tres raciones de pescado, “hay que tener en cuenta los procedimientos y los tiempos de conservación de cada alimento”, advierte Puga.

Y es que existen verduras que se conservan bien, como el brócoli o la zanahoria, pero “hay otras que no y es mejor cocinarlas al momento”, añade Puga. Por otra parte, la lechuga y los canónigos, por ejemplo, son alimentos que aguantan pocos días y que se deben consumir frescos, por lo que su ingesta tendrá que ser durante los primeros días de la semana. Las frutas y verduras de temporada tienen un tiempo de conservación mayor. Por ello, algunos especialistas aconsejan no preparar comidas para más de tres días, si no se pueden congelar, y hacer el batch cooking dos veces a la semana. También recomiendan utilizar recipientes herméticos de vidrio.

Recalentar a la temperatura adecuada

Recalentar los alimentos a la temperatura adecuada es igual de importante que cocinarlos bien. Si los guardamos tres o cuatro días en la nevera, en el momento de la ingesta “deberíamos volver a calentarlos hasta alcanzar los 70 grados para eliminar cualquier agente biológico y evitar así el riesgo de que se produzca una toxiinfección alimentaria con salmonella, listeria, etc”, explica Amengual.

Una mujer junto al microondas / FREEPIK
Una mujer junto al microondas / FREEPIK

Se debe tener especial precaución con carnes, huevos, pastas y arroces, aunque el recalentamiento a 70 grados es importante con cualquier alimento. Si se saca el tupper de la nevera por la mañana, se mantiene a temperatura ambiente hasta la hora de comer y no se recalienta a 70 grados, “si existe ese microorganismo, le estamos dando tiempo, comida y temperatura para poder crecer y desarrollarse, por lo que podríamos decir que estamos jugando a la ruleta rusa”, advierte la dietista y nutricionista Mónica Acha. 

Otros inconvenientes

Por norma general, son pocos los que preparan cinco platos distintos para toda la semana, por lo que el aburrimiento y el déficit alimentario por repetición de recetas puede convertirse en un problema, reconocen los expertos.

El batch cooking requiere de una enorme preparación a la hora de comprar todos los ingredientes, pero también a la hora de organizar el espacio de la nevera con la comida de toda la semana para tres o cuatro personas --familia tipo--. Tal vez por ello, algunos optan por el batch cooking a domicilio, otra nueva tendencia ahora en auge.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase
Sea el mejor consumidor únase a nuestro club.