Comida de postureo: los restaurantes ‘cool’ se comen a los de siempre

Los locales que unen la tendencia ‘healthy’ con platos muy visuales arrasan, mientras otros más tradicionales se ven obligados a echar el cierre

Una chica hace una foto con su 'smartphone' a un plato / HONEST GREENS
Una chica hace una foto con su 'smartphone' a un plato / HONEST GREENS

Es un local moderno que podría estar en cualquier ciudad del mundo. La cola empieza en el interior del restaurante, recorre una larguísima barra repleta de platos saludables y coloridos y entorpece la circulación en la calle. Empieza a llover, pero los futuros comensales no parecen inquietos, desenfundan su móvil y se ponen la capucha. Son jóvenes y están en el nuevo local de moda: Honest Greens, que en poco tiempo ha abierto cinco restaurantes en Madrid y tres en Barcelona.

A escasos 300 metros, la estampa es desoladora. “Cerrado”, “En traspaso” o “Local disponible” son algunos de los carteles que se puede leer en las persianas bajadas de la calle Argentería de la capital catalana. Entre ellos está Senyor Parellada, un restaurante con solera y cerca de 40 años de historia que no ha resistido la pandemia y ha tenido que cerrar, al igual que Can Soteras (105 años) y Agut (97). Lo mismo le ha pasado, también, al icono madrileño Zalacaín, el primer restaurante español con tres estrellas Michelin. “Hemos perdido 85.000 bares y restaurantes de los casi 300.000 que había en nuestro país en marzo de 2020”, expone a Consumidor Global Emilio Gallego, secretario general de la Confederación empresarial Hostelería de España. 

El secreto del éxito

Durante el último año, la salud ha pasado a ser la protagonista. “La gente ahora prioriza más que nunca el cuidarse, el culto al cuerpo y, al mismo tiempo, ser respetuoso con la tierra. Es algo que ya venía, pero ahora se ha potenciado”, apunta Marta Parera, experta en el sector de la restauración y de la hostelería, quien asegura que el secreto del éxito de restaurantes como Honest Greens, Casa Baldomero o los Poke Bowls es que basan su filosofía en “comer sano de una forma sexy”.

En la misma línea, Alejandro Biel, prescriptor de restaurantes y autor de la cuenta de Instagram Gastrobarna, apunta que este tipo de opciones culinarias mezclan “la idea del fast food con la comida saludable. Come real, en un formato fácil y rápido con todo tipo de comida. El healthy life style se asociaba con algo aburrido, pero han conseguido que sea sabroso y apetecible”. Además, ambos expertos coinciden al apuntar que lo que funciona en Madrid funciona también en Barcelona.

Uno de los coloridos platos de Honest Greens / HONEST GREENS
Uno de los coloridos platos de Honest Greens / HONEST GREENS

Una comida fotogénica a un precio razonable

Al entrar a uno de los ocho locales de Honest Greens en España los sentidos se agudizan: es un lugar dinámico, como una especie de show-cooking de ingredientes que llaman la atención a primera vista. “Han sabido unir la tendencia con el visual”, apunta Parera. Y lo cierto es que en la cadena del chef francés Benjamin Bensoussan --participante del concurso de Netflix Todos a la mesa-- el cliente se confecciona unos platos combinados muy instagrameables. 

Han trabajado muy bien el marketing y el delivery, algo casi imprescindible a día de hoy, “y lo han puesto de moda con influencers”, explica Parera. Con un ticket medio de alrededor de 15 euros, “la relación calidad precio está muy lograda”, apunta Biel. El vegetariano es un tipo de consumidor que encaja en un Honest Greens, aunque en la carta no faltan las carnes y los pescados a la brasa.

Los peces gordos se comen a los más pequeños

Al mismo tiempo, con miles de locales disponibles y traspasos mucho más asequibles que un año atrás, “se producen posibilidades y aperturas de nuevos negocios impulsados por inversores que apuestan fuerte por un escenario de vuelta a la normalidad”, explican desde Hostelería de España.

Ante esta situación, la cadena de restaurantes Casa Carmen, con una amplia presencia en ciudades como Barcelona, Sevilla, Granada o Zaragoza, ha abierto dos nuevos locales en Madrid. Y el grupo Isabellas se ha quedado el icónico Senyor Parellada de Barcelona, que reabrirá a finales de año; el Principal de la calle Provenza, en una operación que se estima en dos millones de euros; y también abrirá Julieta’s en la Barceloneta y Valentina’s en Oporto. 

Los estrella Michelin también sufren 

Barcelona ha perdido muchas estrellas Michelin con la crisis. Han bajado la persiana los restaurantes del Grupo ElBarri, de Albert Adriá y los hermanos Iglesias, --Tickets, Bodega 1900, Hoja Santa y Pakta--. Sólo permanecerá abierto Enigma. 

“El cierre de los restaurantes conocidos hace todavía más daño, si cabe, porque produce un grave perjuicio a la ciudad”, sentencia Joaquim Boadas, secretario general de la patronal Fecasarm.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase