• Home

  • Noticias

  • Servicios

  • Adelgazar 10 kilos en un mes: la promesa imposible de Sliminazer, el último producto milagro

Adelgazar 10 kilos en un mes: la promesa imposible de Sliminazer, el último producto milagro

Estos parches para perder peso no solo juegan con las esperanzas y los miedos de las personas con sobrepeso, sino que utilizan un márketing agresivo basado en mentiras y medias verdades sobre un remedio médico sin testar

Persona con sobrepeso en una báscula / EP
Persona con sobrepeso en una báscula / EP

En las últimas semanas, varios boletines informativos y medios digitales han hablado de un nuevo producto milagro para adelgazar. Se trata de los parches de Sliminazer, que prometen una pérdida de entre siete y 10 kilos en cuatro semanas sin ningún esfuerzo ni sacrificio. Basta con la aplicación de un emplasto cada 12 horas para, según la publicidad de esta marca --que en realidad ni siquiera tiene una empresa asociada--, obtener resultados inmediatos con independencia de la dieta o el ejercicio físico que realice el consumidor.

Todas las webs que publicitan Sliminazer se basan en lo mismo: las declaraciones de varias mujeres sobre cómo perdieron grasa en un mes y cómo Sliminazer les ha cambiado la vida, junto a una serie de investigaciones que sustentan las bondades del dispositivo médico, como se define en las páginas. El ingrediente más preciado y con mejores propiedades es el extracto del tamarindo malabar (Garcinia cambogia), una fruta del sur de India con muchas leyendas a sus espaldas sobre su capacidad quemagrasas. 

Ingredientes de los parches Sliminazer / ES-SLIMINAZER24.COM
Ingredientes de los parches Sliminazer / ES SLIMINAZER 24.COM

La verdad por delante 

“No solo es que no valga para nada, sino que las promesas que hacen van en contra de todo conocimiento científico sobre el metabolismo humano”, sentencia Paco Botella, profesor de Endocrinología en la Universidad Complutense de Madrid. El doctor propone un rápido cálculo para comprobar la implicación de perder 10 kilos en un mes. Según expone, un kilo de tejido adiposo suele implicar unas 8.000 kilocalorías, por lo que 10 kilos son 80.000 kilocalorías quemadas en 30 días (2.800 al día). Si una persona promedio necesita entre 2.000 y 2.500 diarias, la equivalencia sería no solo dejar de comer durante todo un mes, sino que también habría que hacer algo de ejercicio extra a diario. 

Esta situación no es sostenible para la salud ni para el organismo en general, por lo que sea con este producto o con cualquier otro, una pérdida de grasa a este ritmo es inviable. Además, uno de los eslóganes de Sliminazer es que estos parches “ayudan a acelerar el metabolismo” como un método eficaz para perder peso. Para el endocrino, “la única forma que existe de acelerar el metabolismo es, por un lado, padecer hipertiroidismo; por otro, tomar anfetaminas, no hay más. Y ambas opciones son poco recomendables desde el campo de la medicina”, zanja. 

Múltiples daños

Aun así, ¿podría el cuerpo soportar este estrés en un lapso de tiempo tan reducido? La doctora Clotilde Vázquez, jefa del departamento de Endocrinología y Nutrición de la Fundación Jiménez Díaz, afirma que no. En primer lugar, porque esta reducción de peso no solo sería de tejido graso, sino que también implicaría una pérdida de masa muscular.  “Perder solo grasa en estas condiciones es imposible, y por lo tanto, esta desaparición tan acelerada de tejidos provocaría un rebote gigante en cuanto se volviera a una dieta convencional”, remarca.

Los excesos de grasa siempre se corresponden con una dolencia concreta, sea una enfermedad asociada como la hipertensión o bien, unos malos hábitos de ejercicio o alimentación. La doctora Vázquez insiste en que ante estos problemas siempre se debe acudir a un médico o profesional de la nutrición. Sin un diagnóstico, es difícil encontrar una solución y, además, es muy sencillo caer en la tentación de probar herramientas poco eficaces que prometen grandes efectos en poco tiempo, como es el caso de Sliminazer.

No todo vale en la ciencia

Sliminazer asegura que estudios muy variados demuestran las propiedades quemagrasas de los ingredientes que lo conforman. Sin embargo, un rápido análisis de Begoña Bolós, biotecnóloga en la Universidad de Copenhague, confirma las sospechas sobre estos argumentos pseudocientíficos. “Uno de los papers concluye, directamente, con que la Garcinia cambogia no ha podido demostrar ningún efecto sobre el peso. Otro se contradice a sí mismo en varios puntos y otros admiten ser poco concluyentes o haber utilizado una muestra pobre. Es obvio que buscan engañar al consumidor desinformado”, explica. 


Al fin y al cabo, todas estas investigaciones tratan de manera única algunos compuestos de los parches Sliminazer, pero en ningún caso se ha hecho una prueba clínica con ellos. De hecho, ni siquiera se advierte de qué cantidades de estos ingredientes se utilizan, por lo que la mayoría de ensayos pierden su valor, al emplear unos porcentajes muy concretos en grandes espacios de tiempo. De todas formas, si se llega hasta el final de la web se puede leer el siguiente mensaje: “La información sobre los efectos y la rapidez del tratamiento indicada en el artículo no constituye una garantía por parte del vendedor de las propiedades del producto. El texto se considera material publicitario”. Otra prueba más de que explotar los miedos y obsesiones de la gente sale muy barato en las redes.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase