Las tiendas de alimentación 'pinchan' con su Amazon de barrio

Los pequeños comercios se lanzaron al 'online' como un clavo ardiendo para paliar la crisis, pero los consumidores asocian estas tiendas a la compra presencial y tradicional

Una tienda cárnica de barrio, con su dependiente y su consumidor / FREEPIK
Una tienda cárnica de barrio, con su dependiente y su consumidor / FREEPIK

Hacer la compra en las tiendas de barrio significa llenarse del bullicio de la calle, de las conversaciones de los vecinos y de los aromas de cada parada o puesto. Esta experiencia, por suerte, todavía existe gracias a la supervivencia de los pequeños comercios que, día tras día, desafían a los supermercados al alzar la persiana.

 Sin embargo, si la competencia ya es feroz, las tiendas de barrio han tenido que hacer frente a otra gran muralla, la de la pandemia del Covid. Por ello, para salvar el negocio muchos se lanzaron de cabeza a ofrecer un servicio online. Pero, pasados ya 12 meses, los comercios más pequeños reconocen que sus Amazon de barrio o tiendas en línea presentan algunas dificultades.

El “te lo llevo a casa” de toda la vida

Los comerciantes subrayan que las entregas a domicilio, a diferencia de las ventas online, ya era un servicio que ofrecían antes de la pandemia. “Estaba destinado a los clientes de mayor edad o aquellos más asiduos”, detalla a este medio Azucena González de la pescadería La Estrella de Mar de Madrid. “Para nosotros ofrecer este servicio implica abandonar la tienda o contratar a alguien para realizar el transporte. De ahí que antes del confinamiento no se publicitara como tal, sino que lo hacías como un favor”, reitera Jesús Mauri de la frutería Mau de Barcelona. En esta misma línea, los comerciantes consideran que el envío a domicilio se va a mantener, pero a una escala menor, para fidelizar la relación con el consumidor

Por el contrario, el servicio de e-commerce que algunos comercios arrancaron en 2020 no siempre ha tenido el tirón esperado. La Confederación Española de Detallista de la Carne confirma que, durante abril de 2020 tuvieron un 50 % más de ventas online, pero ya en diciembre esa cifra se redujo y el ascenso fue del 34 %.  Esto mismo pasó en la tienda de frutos secos y cereales el Gra de Gracia de la capital catalana que creó una app para facilitar el proceso de compra en línea, pero como afirma Yamila Utermark, una de sus empleadas, “la gente va más a la tienda física”. 

La digitalización: mucho ruido y pocas nueces

El confinamiento dejó clara la importancia de tener mecanismos telemáticos de relación con el cliente, ya sea una web, un perfil de Instagram o un grupo de WhatsApp. Y en este sentido, las pequeñas tiendas han dado pasos agigantados para digitalizarse y ponerse a la altura de los grandes distribuidores. No obstante,  fuentes de la Confederación Española de Comercio apuntan al Consumidor Global que, más allá de una necesidad imperante, el comercio por internet de las pequeñas empresas es algo coyuntural. Lejos de tener un crecimiento exponencial, el comercio online se ha posicionado como un servicio extra para los consumidores habituales. 

Jaume Gasch, de la carnicería que lleva su nombre, explica que ahora el modelo que impera en su negocio de Barcelona es el de llamar o hacer un pedido por  WhatsApp e ir a buscarlo a la  tienda. De esta manera, sus clientes evitan las colas y compran de una manera más rápida. Asimismo, Neus Soler, profesora de Economía de la Empresa y experta en marketing de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), señala que, frente a la frialdad de una compra online, los consumidores prefieren un contacto más personal para realizar sus pedidos. “La gente prefiere métodos directos y más personalizados”, añade.

Un cliente realizando la compra online / FREEPIC
Un cliente realizando la compra online / FREEPIC

 

Menos bares y más compras en el barrio

El cierre de los bares ha hecho que la gente consuma más y de mayor calidad. Esto ha significado para algunos pequeños comerciantes una bombona de oxígeno, a pesar de la crisis y el contexto actual. “Estoy convencida de que los ingresos que he tenido este año no los volveré a tener”, explica Sabina Marín, propietaria de Bodega Mallorquí en Barcelona. En este sentido, el sector minorista alimentario sufrió un crecimiento del 1,6 % durante 2020, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Los comerciantes señalan que este empuje ha estado originado por el cierre de los bares y el fin del éxodo de la gente de la ciudad a los pueblos durante el fin de semana. “Esto se ha notado, sobre todo, en los barrios adinerados, donde antes todo el mundo se iba a su segunda residencia”, añade Marín. No obstante, después de la tormenta llega la calma y aunque el sector de la alimentación minorista facturó más el pasado año, en enero de 2021 se ha observado una leve caída del 0,4 % respecto al mes anterior. Esta cifra puede deberse a la temida cuesta de enero o al retorno de un consumo más habitual y propio de una situación pre-pandémica. 

La fidelidad no es cosa de españoles

Otro aspecto que señalan  los comerciantes de barrio es la escasa fidelidad del público español frente a los extranjeros que viven en el país. Según ellos, los consumidores de fuera de España tienen una mayor conciencia a la hora de comprar en el pequeño comercio. “Tenemos más pinta de caros que de buenos, por eso la gente no nos valora”, sentencia Marín. Mientras, Gasch comenta que el consumidor más agradecido en su carnicería es el americano. “Alucinan con el modelo que tenemos aquí”, subraya. 

Marín explica, además, que la fidelidad del público español no atiende a ninguna edad. Y recuerda que, cuando abrió una gran cadena al lado de su tienda, algunos se pasaron a la competencia directamente, pero este comportamiento no lo vio en la clientela extranjera. 

 

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase