Crisis en Alvalle-PepsiCo por la irrupción del gazpacho de Belén Esteban

Las ventas de la marca de Pepsi se desploman tras el lanzamiento de las sopas frías de los famosos

La fábrica del gazpacho Alvalle, de la multinacional PepsiCo, en Alcantarilla (Murcia) / EP
La fábrica del gazpacho Alvalle, de la multinacional PepsiCo, en Alcantarilla (Murcia) / EP

No hay verano sin gazpacho. Con la llegada del calor, esta comida típica del estío se cuela en todas partes: en las cocinas de los hogares, en anuncios y programas de televisión, en los restaurantes, en las redes sociales y, por supuesto, en los supermercados, donde la oferta de gazpachos envasados no deja de crecer y la guerra por ser el más vendido está más reñida que nunca.

Muy lejos queda el año 1991, cuando la marca Alvalle creó el primer gazpacho envasado. Ahora, en las neveras de los supermercados se pueden encontrar más de 40 variedades distintas de esta refrescante sopa a base de tomate, aceite de oliva y hortalizas. De hecho, los de Belén Esteban y Pepa Muñoz arrasan hasta tal punto que Alvalle --que el año pasado lideraba el mercado con una cuota de más de un 20 %-- ha visto como sus ventas en España caían alrededor de un 50 % durante las últimas semanas, según apuntan fuentes del mercado.

Una competencia feroz en el peor momento

“No sé si será por la novedad, pero ahora se vende más que el Alvalle”, apunta una dependienta de Carrefour sobre el gazpacho fresco Sabores de La Esteban, que desde que salió a finales de abril desaparece como por arte de magia de los lineales de El Corte Inglés y Carrefour, entre otros supermercados. “Con lo que se vende tiene que estar bueno. Salen como churros”, añade la misma reponedora. Al mismo tiempo, la chef con estrella Michelin Pepa Muñoz se ha aliado con Lidl para sacar su propio gazpacho --Origen y Tradición--, que también está pegando fuerte. “Están haciendo mucha publicidad y la verdad es que se vende muy bien. La gente se lo lleva mucho”, explica una dependienta de la cadena alemana.

Alvalle ha visto como los gazpachos de Belén Esteban y Pepa Muñoz le comían la tostada en el peor momento posible, justo después de que la multinacional estadounidense PepsiCo --propietaria de Alvalle-- haya invertido durante el último año 37,3 millones de euros en la nueva planta de gazpachos Alvalle --ubicada en Alcantarilla (Murcia)-- para elevar su producción. Como es lógico, en PepsiCo están muy preocupados con el fenómeno gastronómico de la Esteban, tal y como aseguran fuentes del sector. No en vano, los arcos de seguridad de Carrefour, por ejemplo, están forrados con publicidad de Alvalle, que también cuenta con frigoríficos al lado de los cajeros para hacer su producto más visible en un momento de dificultad.

Sabores de la Esteban, el nuevo gazpacho de 'la princesa del pueblo' / HIPERCOR
Sabores de la Esteban, el nuevo gazpacho de 'la princesa del pueblo' / HIPERCOR

Una imagen vale más que mil palabras

Las primeras semanas después de su lanzamiento era prácticamente imposible conseguir un gazpacho de Sabores de La Esteban, y es que la de Paracuellos sigue teniendo un tirón indudable. “Si tú eres capaz de identificar ese producto con la persona que le da nombre se produce una simbiosis de lo más exitosa”, apunta Ana Jiménez, profesora de economía de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), sobre este nuevo gazpacho fabricado por la empresa murciana Cool Vega Company, que también se encarga de hacer el de la chef Pepa Muñoz.

“Tiene que haber un encaje perfecto que el público entienda rápidamente, y en el caso del gazpacho de Pepa Muñoz la asociación es clarísima”, añade Jiménez, quien opina que Origen y Tradición, la sopa fría de la reconocida chef, tendrá más perdurabilidad en el mercado que el de la Esteban.

El precio tampoco ayuda a Alvalle

Los gazpachos envasados son un recurso muy práctico para complementar las comidas. Además, en su mayoría “son productos procesados que a nivel nutricional están muy bien”, apunta la dietista y nutricionista Susana Rodríguez Costa, de Nutriciona Group. Todo ello ha hecho que en nuestro país se consuman más de 68 millones de litros de gazpacho al año, una cifra que ha animado a personajes de la prensa rosa a sacar sus propias marcas. El último de ellos ha sido el nutricionista e influencer Carlos Ríos, también conocido como el creador del movimiento realfooding, que la semana pasada lanzó su propio gazpacho.

“Las diferencias nutricionales entre el de la Esteban (2,99 euros) y el Alvalle (3,55 euros) son inapreciables. Yo recomendaría ambos a mis pacientes”, explica Rodríguez. “Tienen una diferencia de precio demasiado grande para tratarse de dos productos tan similares”, sentencia la experta.

Has leído este contenido de Consumidor Global elaborado por nuestro equipo de redacción y expertos. Si deseas acceder de forma libre a todos los contenidos que producimos te recomendamos suscribirte. Además, podrás recibir asesoramiento legal gratuito por formar parte de nuestra comunidad.
Comentarios

Desbloquear para comentar

Suscríbase

Tenemos
el mejor plan
para el consumidor exigente

Suscríbase
Acceda

Acceso completo

Libere los accesos a todas las secciones bajo suscripción

Contenido exclusivo

Contenido exclusivo

Los mejores artículos, productos, contenido exclusivo y asesoría legal

Suscríbase